Amelia Earhart

HÉROES DE LA AVIACIÓN

AMELIA EARHART

Amelia posa junto al Lockheed «Vega»

Una brillantísima piloto que nos dejó prematuramente haciendo lo que más le gustaba, volar…

Amelia Mary Earhart nació el 24 de Julio de 1897 en Atchinson, Kansas,

Desde pequeña mostró un carácter muy inquieto, realizando actividades que, por aquel entonces, se consideraban más de chicos, que de chicas…

Durante la Primera Guerra Mundial, se enroló como enfermera voluntaria en Toronto, Canadá, donde atendió a pilotos heridos en combate. Allí, durante una visita a un aeródromo, empezó a sentir la llamada de la aviación…

Tras la Primera Guerra Mundial, su familia se mudó a California, y durante una exhibición aérea en Long Beach, en 1920, tuvo la oportunidad de volar en un biplano sobre la ciudad de Los Ángeles, quedando definitivamente enamorada de la aviación tras el vuelo…

En 1921 empezó a recibir clases de vuelo con la instructora Neta Snook, en un «Kinner Airster», avión que seis meses después de empezar sus clases de vuelo, adquirió, y con el que alcanzó su primer récord en Octubre de 1922, al ser la primera mujer en alcanzar los 14.000 pies (4.267 metros) de altitud…

Durante unos años, por motivos económicos, abandonó la aviación, hasta que en 1927 retomó su actividad aérea, al mejorar su situación financiera…

Pero el momento decisivo llegó cuando, en Abril de 1928, recibió una llamada telefónica del Capitán Hilton H. Railey, quién le ofreció ser su acompañante en un vuelo transatlántico, pues tras el vuelo de Lindbergh en Mayo de 1927, Amelia sería la primera mujer en cruzar el Atlántico…aunque no pudiera estar a los mandos del avión, pues por aquel entonces, se consideraba «peligroso» que una mujer pilotase una aeronave…

El 17 de Junio de 1928, desde Halifax, Nueva Escocia, en un Fokker VIIb despegaron los pilotos «Bill» Stultz, el copiloto «Slim» Gordon, y Amelia…

20 horas y 40 minutos después, aterrizaron en Burry Port, Gales.

A pesar de no haber podido pilotar la aeronave, el hecho de ser la primera mujer en cruzar el Atlántico en avión, le dió una enorme celebridad, que aprovechó para promover la aviación, y para realizar un viaje de costa a costa por los Estados Unidos…

En 1929, organizó el primer Derby aéreo para mujeres, conocido como el «Powder Puff Derby», entre cuyas participantes figuraba «Bobby» Trout, que también ha figurado en esta sección…

Amelia finalizó tercera en el Derby, y además, durante ese año, fundó la organización «The Ninety-Nines», fundada por noventa y nueve mujeres con el fin de apoyar y promover la aviación entre las mujeres…

Amelia siguió en contacto con la aviación, ayudando a formar y como relaciones públicas de la compañía «Transcontinental Air Transport», mas tarde conocida como «TWA»…

Y comenzó a preparar su siguiente reto, el primer viaje en solitario de una mujer a través del Atlántico, y la segunda persona en hacerlo tras Charles Lindbergh…

Y 5 años y un día después del vuelo de Lindbergh, el 20 de Mayo de 1932, Amelia emprendió el vuelo desde Terranova hacia París en su Lockheed Vega 5b, aunque problemas mecánicos, la mala climatología y el hielo, la obligaron a desviarse y a aterrizar en Londonderry, Irlanda, tras 15 horas de vuelo ininterrumpidas…

De vuelta a Estados Unidos, fué recibida como una heroína, recibiendo multitud de distinciones y reconocimientos, entre ellos la «Distinguished Flying Cross», la primera ocasión en la que el congreso de los Estados Unidos concedía una distinción a una mujer…

Pero Amelia quería más, y planeó su siguiente reto, que sería cruzar el Océano Pacífico, objetivo que consiguió volando de Honolulu, Hawai, a Oakland, California, el 11 de Enero de 1935, consiguiendo el objetivo de ser la primera mujer en volar en los dos océanos, Atlántico y Pacífico…

Además, en Abril de ese mismo año voló en solitario de Los Ángeles a Ciudad de México, y un mes después, de Ciudad de México a Nueva York, estableciendo entre 1930 y 1935, siete récords mundiales…

El 1 de Junio de 1937, salieron de Miami Amelia y su navegante, Fred Noonan, cruzando Centroamérica, Suramérica, el Océano Atlántico, y después, África.

Amelia Earhart frente a su «Lockheed Electra».

Tras cruzar África y el Mar Rojo, se dirigieron a Pakistán,para posteriormente arribar a la India.

Desde Delhi partieron hacia Birmania, Tailandia y la Isla de Java, donde Amelia contrajo disentería, enfermedad que la acompañaría el resto de su viaje…

Desde Java partieron hacia Darwin, Australia, donde llegaron el 27 de Junio, y, tras un breve descanso, partieron de nuevo hacia Papúa Nueva Guinea, donde llegaron el 29 de Junio.

Tras tomar un merecido descanso, y realizar una entrevista para el periódico «Herald Tribune», el 2 de Julio, a las doce de la medianoche, partió en curso hacia la Isla Howland, donde debía establecer contacto radio con el Guardacostas «Itasca», contacto que nunca fué completamente fructífero, pues las comunicaciones llegaban entrecortadas y con muy mala cobertura…

A las 20:14 de ese día, el avión de Amelia emitió su último mensaje, comunicando que no podían ver el Guardacostas, y que el combustible se estaba agotando…

A las 21:30, se inició la búsqueda del avión, al estimar que se había quedado sin combustible…

Se inició una extensa búsqueda los días posteriores, que finalizó el 18 de Julio de ese año, sin haber encontrado rastro del avión ni de sus ocupantes, hasta la fecha…

Autor: Julio Zavala

Piloto, apasionado de la aviación, emprendedor y gerente de "Fly & Fun".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *