PPL: Mi primer examen aeronáutico!

Mientras continuaba mi formación como piloto comercial, la escuela nos ofreció obtener el título de piloto privado (PPL ó Private Pilot Licence), asi que era una magnífica oportunidad de obtener mi primer título de piloto…

En las escuela realizamos el examen teórico, que en 1997 consistía en un sólo examen de 100 preguntas de todo el temario, es decir, de las 9 asignaturas que se estudian en el piloto privado.

Tras aprobar el mismo, se nos convocó para realizar el examen de vuelo en el aeródromo de Ocaña, una fría y soleada mañana de Enero de 1997…

Los alumnos fuimos en autobús fletado por la escuela, mientras que dos instructores de la escuela llevaron el avión, una Cessna 152, en vuelo desde Cuatro Vientos.

Tras llegar a Ocaña, el examinador de Aviación Civil acababa de aterrizar, tras examinar a un alumno de otra escuela de Cuatro Vientos, en una Piper PA-38 «Tomahawk».

Entonces no se podía elegir examinador, pues eran muy pocos, y se te asignaba un examinador, sin posibilidad de elegir.

En nuestro caso, el examinador llegó de muy mal humor, pues según él, el alumno al que había examinado, casí le mata…

Llegó el momento de examinarnos, y el examinador nos reunió en círculo.

Tras pasar lista, eligió un apellido al azar para iniciar el examen…adivináis quién fué el primer «elegido»?.

Para mi asombro, el examinador dijo que no se subiría físicamente al avión, pues como casí le mata el anterior alumno, decidió no subirse más, y a través de una radio portátil, nos daría las correspondientes instrucciones en vuelo…

Licencia para disfrutar…

Yo procedí a realizar los chequeos de cabina y exteriores, pero el examinador, en un modo bastante autoritario, me dijo que pusiera en marcha el avión, pues según él, no teníamos todo el día…

Yo miré a mi instructor con cara de sorpresa y él corroboró la decisión del examinador, por lo que procedí a entrar en la cabina y poner en marcha el avión.

Como alumno piloto muy poco experimentado que era en ese momento,  los tiempos dedicados a las inspecciones interiores y exteriores eran mucho más lentos que cuando uno obtiene más experiencia, tanto en el modelo del avión, como en las horas de vuelo…

Rodé hasta el punto de espera bastante nervioso, pues tanto el examinador, como el resto de alumnos e instructores, estaban pendientes de mis movimientos; realicé los correspondientes chequeos previos al despegue, y, tras anunciar mi entrada en la pista activa y comprobar que no había tráfico que me pudiera afectar, procedí a despegar…

Tras ascender a la altitud requerida por el examinador, procedí a realizar las maniobras que me dictaba por la radio; virajes de 30º y 45º de alabeo, vuelo lento, pérdida característica, espiral descendente…maniobras que se realizan en el examen de PPL, pero, normalmente, con el examinador a bordo…

Yo realicé las mismas lo mejor que pude, aunque estoy seguro que, si las pudiera ver hoy en día, me parecerían bastante deficientes…

Tras finalizar las maniobras, el examinador me pidió que realizara un circuito de tráfico, y después aterrizara; así lo hice, aunque como os podéis imaginar, no fué de mis mejores aterrizajes; los nervios no ayudan…

Tras rodar de nuevo al párking, y parar el avión, descendí del mismo aliviado y cansado por igual, por la tensión acumulada; pero ya había finalizado mi primer examen aeronáutico; sólo quedaba esperar el veredicto del examinador, quien, tras examinar con el mismo procedimiento al resto de mis compañeros, decidió que todos, menos dos alumnos, habíamos aprobado el examen…

Así que, si bien mi satisfacción era muy grande por haber aprobado mi primer examen de vuelo, la sensación al partir de Ocaña fué ambigua, pues realizar mi primer examen de vuelo completamente sólo en la cabina, fué una sensación…extraña, que esperaba no volviera a vivir…

La parte positiva?. En unos días, recibí mi primera licencia y título aeronáutico, que podéis ver adjunto…

Mi primera licencia aeronáutica!!

Todo marchaba de maravilla, por el momento….

 

Autor: Julio Zavala

Piloto, apasionado de la aviación, emprendedor y gerente de "Fly & Fun".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *