ATTOL, la automatización autónoma que viene.

Tras dos años de pruebas, Airbus ha finalizado su proyecto ATTOL (Autonomous TAxi, Take-Off and Landing), un proyecto diseñado para que el avión pueda volar de forma autónoma, sin intervención humana, desde la puesta en marcha de los motores para iniciar el rodaje, hasta la parada de los mismos, al finalizar el vuelo.

Y para ello, Airbus ha monitorizado y grabado datos de más de 500 vuelos de pruebas, incluyendo grabación de vídeo de los mismos, con el objetivo de cotejar y afinar los algoritmos de los ordenadores de a bordo, entre otros…

El objetivo, según la compañía, es que la tecnología que se está probando y desarrollando, a través de algoritmos de aprendizaje, automatismos, procesamiento de los mismos, y la generación de los modelos tridimensionales de dichos algoritmos, permitan a los pilotos concentrarse más en la operación y la gestión del vuelo en su conjunto, más que en la supervisión y monitorización de la aeronave, ya que, teóricamente, la propia aeronave será capaz de hacerlo.

Si bien gran parte de los vuelos comerciales, prácticamente desde el despegue hasta el aterrizaje, e incluso el rodaje posterior al mismo, pueden hoy en día hacerlo de forma automatizada, este proyecto pretende dar el salto de la automatización a la autonomía de la misma, y que dicha autonomía sea inherente al propio avión, sin depender en absoluto de instalaciones e infraestructuras externas.

Y aunque, como reconocen los ingenieros participantes en dicho proyecto, el mismo no se alcanzará completamente hasta que el sistema sea capaz de reaccionar correctamente a eventos imprevistos que puedan surgir durante el vuelo, de forma similar a el desarrollo de coches autónomos…

El proyecto ATTOL forma parte del equipo «Wayfinder», que trabaja en las instalaciones de Airbus en SIlicon Valley, dedicado a desarrollar nuevas tecnologías autónomas para vehículos aéreos, desde vehículos de transporte urbano, hasta los aviones comerciales…

Un hito en este proyecto se alcanzó el pasado 18 de Diciembre, cuando un Airbus 350 despegó y realizó el vuelo de forma automática, ajustando únicamente los pilotos la potencia para el despegue (adjunto está el vídeo del mismo)…

El Airbus A350 similar al del proyecto ATTOL…

Si bien este proyecto se verá afectado por la pandemia del Covid-19, no hay duda de que seguirá adelante, y estamos seguros que en los próximos años, veremos las primeras pruebas de vuelos de aviones comerciales con un sólo piloto; incialmente, el obejtivo era ayudar a contrarrestar el déficit de pilotos que se esperaba se produciría en los próximos años, además de reducir los costes de las compañías…

Con la pandemia, dicho dicho déficit se ha transformado en superávit, pero en los próximos años, dicho déficit volverá de nuevo a ocupar la atención del sector aéreo.
Dentro de cuántos años?. El tiempo, y sobre todo, la pandemia, lo dirán…

Autor: Julio Zavala

Piloto, apasionado de la aviación, emprendedor y gerente de "Fly & Fun".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.