Estamos perdiendo el Norte (magnético)?

Desde su invención, allá por 1903, la aviación ha heredado muchas referencias y procedimientos de la navegación marítima, ya que ésta fué el método primario de navegación mundial, hasta la llegada de la misma.

Y entre todas esas referencias, además de los uniformes, la galonería, las luces, algunas unidades de medida (millas náuticas o nudos), el sextante (sí, también se utilizó en aviación para la navegación), la forma de navegar (por loxodrómicas u ortodrómicas), también hemos heredado la brújula, cuya referencia principal es el norte magnético, norte que no está alineado con el norte geográfico, y que además, varía cada año, debido al movimiento de las masas ferromagnéticas en movimiento en el interior de la tierra…

Nortes geográficos y magnéticos en la tierra.

Dicha diferencia entre el norte geográfico y magnético se conoce como declinación o variación magnética (del inglés «variation»), y es consecuencia de que los meridianos geográficos y magnéticos, al estar su norte en una ubicación diferente, no coinciden, dando lugar a dicha declinación magnética.

Si bien la brújula aeronáutica nunca alcanzó la precisión de la brújula marítima, básicamente por la necesidad de tener un tamaño reducido para poder ser instalada en la cabina, fué durante muchos años, el principal instrumento para la navegación visual; la navegación por instrumentos requirió de radiocompás y de radioayudas a la navegación electrónicas de mayor precisión, pero que aún así, estaban y están referenciadas hacia el norte magnético, como sucede con los NDB («Non Directional Beacon»), los VOR («VHF Omnidirectional Range») y los sistemas de aproximación por instrumentos ILS («Instrumental Landing System»); además, las pistas por las que despegamos y aterrizamos, también están referenciadas al norte magnético, consecuencia de aterrizar y despegar con la brújula como referencia…

Desde hace muchos años (cerca de 50) en la navegación marítima no se usa la brújula como instrumento primario de navegación, ya que se introdujeron los sistemas de navegación inercial INS («Inertial Navigation System»), que permiten conocer en todo momento nuestra posición a través de acelerómetros láser, que conocen en todo momento nuestras coordenadas de latitud y longitud geográficas…

Incluso dicho INS ha sido sustituido por el sistema de navegación por satélite global GNSS («Global Navigation Satellite Systems»), quedando el INS y la brújula como sistemas de «backup» en caso de fallo del sistema GNSS…

Brújula de aviación

Enla aviación, aprendemos a volar con la brújula como método primario de navegación para vuelo visual (de hecho, es uno de los cuatro instrumentos imprescindibles para el vuelo visual, según OACI), y paulatinamente, según vamos avanzando en nuestra formación de vuelo instrumental, va perdiendo importancia en favor de la navegación por instrumentos, cuyas ayudas a la navegación, como los NDB, VOR e ILS, están referenciadas al norte magnético.

Con la introducción de la navegación por satélite en la aviación comercial, respaldada por el sistema de navegación inercial INS y las ayudas a la navegación tradicionales (NDB, VOR e ILS), la brújula prácticamente ha desaparecido de las cabinas (o se encuentra muy escondida)…

La posterior incorporación en la aviación ejecutiva y posteriormente en la general, con los aviónicas de «Garmin» y «Avidyne» como punta de lanza, ha hecho que el GNSS haya ido adquiriendo cada vez más importancia para la navegación por instrumentos, y como ayuda para la navegación visual, en determinadas ocasiones, donde demuestra su utilidad y gran potencial…

Declinación (o variación) magnética en diferentes partes del mundo.

Desde 2021, la Asociación Internacional de Institutos de Navegación (IAIN) (www.navcanada.ca/en/magnetic-north-vs-true-north.pdf), ha creado un grupo de trabajo, liderado por Canadá, Australia, Francia, Holanda, EEUU y Reino Unido, llamado AHRTAG, al que se han unido fabricantes de aviones, asociaciones de pilotos y el gigante de la navegación «Jeppesen», destinado a eliminar el norte magnético como referencia de navegación de la aviación, fijándose como meta que dicha referencia desaparezca completamente en Marzo de 2030…

El equipo presentó su proyecto y avances en la conferencia de OACI en Montreal, en Octubre de 2021, y posteriormente, en la conferencia europea de OACI en Diciembre del pasado año…

Sin duda, la tarea es compleja, pues ella implica la desaparición de referencias magnéticas de pistas, radioayudas y equipos de navegación, tanto en tierra como en vuelo, cartas de navegación, etc…, de muchos países del mundo, que deberán aceptar (o no) dicho cambio, con el coste económico que supone llevarlo a cabo…

Aproximación visual pista 27 LECU Cessna 172 G1000.

A la larga, supondrá un ahorro considerable para todos los países que lo adapten, pues no se tendrán que recalibrar los equipos anualmente debido a la variación de la declinación magnética, pero habrá que ver si dicha implementación será mundial, por regiones de la OACI, hemisferios, o cada país llevará su propio calendario.

De lo que no nos cabe duda es que antes o después la brújula magnética desaparecerá de nuestras cabinas, y que todos nuestros equipos, referencias, cartas de navegación también deberán adaptarse a dicho cambio…

Es simplemente cuestión de tiempo (y de coste económico), que la brújula quede como una reliquia de tiempos pasados, y que realmente acabemos perdiendo el norte…magnético.

Autor: Julio Zavala

Piloto, apasionado de la aviación, emprendedor y gerente de "Fly & Fun".

4 opiniones en “Estamos perdiendo el Norte (magnético)?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.